La Manera más Eficiente de Quemar Grasa…sin quemar tiempo y paciencia en el proceso

La Manera más Eficiente de Quemar Grasa, sin quemar tiempo y paciencia en el proceso

Ahora que viene el verano, si te pones como objetivo quemar exceso de grasa, quiero explicarte la manera más efectiva de conseguirlo sin perder tiempo y perder el ánimo en el proceso.

Desde luego cualquier esfuerzo para perder grasa corporal debe acompañarse de una dieta especifica para ese objetivo, pero yo aquí me concentro solo desde el punto de vista de la actividad física.

Para perder 1 kilo de grasa corporal, debes quemar 7,000 calorías más de las que consumes a lo largo de un periodo de tiempo.

Desde el punto de vista del ejercicio físico, te enfrentas mayormente a dos opciones cuando quieres perder esos kilos de más:

  1. Ejercicio de baja intensidad y larga duración
  2. Ejercicio de alta intensidad y poca duración

Ejercicio de baja intensidad y larga duración (aeróbico)

Correr, nadar, caminar, clases de aerobics, zumba, la elíptica, bicicleta estatica, remo, etc.

 

Para realizar estas actividades el cuerpo quema primero hidratos de carbono y luego el principal combustible es la grasa.

Caminar a baja intensidad durante 60 minutos consume 270 kcal de las que el 60% (170 Kcal) provienen de la grasa.

Correr a un ritmo lento durante 60 minutos consume 680 Kcal de las cuales el 40% (270 Kcal) provienen de la grasa.

Debes estar pensando. ¡Genial!

Hay un pero…

Nuestro cuerpo es una máquina muy eficiente y tremendamente adaptable, con lo cual ante una actividad moderada y continua como este tipo de ejercicio aeróbico, el cuerpo dice: “que bueno que tenia toda esa grasa acumulada ahí para generar la energía necesaria para esa actividad “.  Así que se asegura de que tiene suficiente grasa preparada para la siguiente sesión. Si tu no se la provees a través de la comida, él mismo se asegura de tenerla bajando el metabolismo.

¿Que significa esto para tu plan de quemar grasa?

Que inicialmente si que ves una bajada de peso y de grasa, pero que una vez que el cuerpo se acostumbra a esa actividad, se adapta de una manera eficiente y hasta llega a bajar el metabolismo para asegurarse la energía necesaria para realizar el entrenamiento. Y ya sabes que un metabolismo bajo son malas noticias para perder peso.

Lo que hacen algunos entonces es luchar este efecto alargando sus sesiones y haciendo un esfuerzo continuo por mucho tiempo. Este esfuerzo eventualmente genera un exceso de la hormona cortisol (respuesta del cuerpo al estrés) que provoca una bajada del sistema inmunológico, disminución de masa muscular, inflamación y además las articulaciones y músculos sufren con ese impacto continuo y alargado y se producen lesiones.

 

Ejercicio de alta intensidad y corta duración (anaeróbico o intervalos)

Este tipo de ejercicio consiste en alternar periodos breves de ejercicio de alta intensidad con pequeños descansos. Por ejemplo hacer saltos de estrella durante 20 segundos, con 10 segundos de descanso y hacer esto 8 o 10 veces. Existen multitud de combinaciones y proporciones de ejercicio/descanso.

Para este tipo de entrenamiento el cuerpo quema glucógeno, no grasa.

Si, lo has oido bien, No quema grasa. Pero el efecto viene después de entrenamiento. Te explico:

El cuerpo dice: “Que bueno que tenia ese glucógeno en los músculos para esa actividad” Entonces para estar preparado, al romper los nutrientes guarda más de los carbohidratos como glucógenos en los músculos y en el hígado para prepararse para futuras sesiones. Esto son muy buenas noticias porque:

  1. Tienes a tu disposición mas energía útil y lista para utilizar.
  2. El glucógeno quema energía simplemente estando ahí sin hacer nada por lo que tu tasa metabólica aumenta (quemas más calorías en reposo). Cuanto más músculo tengas, más grandes serán tus reservas de glucógeno y más calorías quemarás en reposo y mientras duermes.
  3. El cuerpo necesita recuperarse después de una sesión tan intensa como la de los intervalos, para lo cual requiere oxígeno y energía. Entonces se activa el sistema aeróbico, que empieza a consumir la energía de la grasa para llevar a cabo todas las actividades de recuperación. Este efecto se conoce como efecto EPOC (Excess Post-exercise Oxygen Consumption). Este consumo calórico tras el ejercicio puede durar hasta 72 horas!

¿Mucho mejor, no?

Diferencia del efecto consumo de oxígeno post ejercicio entre sesiones de cardio clásico y ejercicio de intervalos.

Prueba este Ejercicio de Intervalos

Aquí os dejo con esta sesión de entrenamiento de intervalos o HIIT (por sus siglas en inglés – Entrenamiento de Intervalos de Alta Intensidad). En 15 minutos habrás terminado, ahorrándote así tiempo y ganando todos los beneficios de este ejercicio quema-grasa.

Escalera de Minutos (Entrenamiento HIIT)

 

En resumen

Desde el punto de vista de efectividad y, sobre todo, tiempo, el ejercicio de intervalos es mejor para quemar grasa y tiene unos efectos más duraderos.

Sin embargo, esto no quiere decir que dejemos el ejercicio aeróbico. Este tipo de ejercicio es un complemento ideal para el entrenamiento de intervalos por sus grandes beneficios cardiovasculares, entre otros muchos. Yo recomendaría alternar días de ejercicio aeróbico con días de ejercicio de intervalos.

 

 

El entrenamiento de intervalos es una manera muy eficiente de optimizar tu energía, acelerar tu metabolismo, fortalecer músculos y evitar osteoporosis. Por esta razón es muy beneficioso en la etapa de la premenopausia, perimenopausia y menopausia.

 

 

Comments

comments

3 thoughts on “La Manera más Eficiente de Quemar Grasa…sin quemar tiempo y paciencia en el proceso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top