Cómo Vivir una Menopausia Activa (Parte I)

Cómo vivir una menopausia activa (Parte I)

La menopausia es una etapa natural en la vida de las mujeres donde disminuimos la función ovárica, los niveles de estrógenos y abandonamos la edad fértil. Para algunas la menopausia es un alivio y para otras una maldición pero lo común en todas son los cambios físicos y psicológicos que tenemos que afrontar.

En mi opinión, una de las cosas más importantes es que hay que romper con los estigmas y estereotipos sociales y culturales que relacionan la menopausia con desaparición de la juventud, la fuerza y la belleza y tratar de vivir esta etapa plenamente y felizmente tanto o más que las del pasado. Llegado este punto, muchas mujeres han ido cultivando grandes cualidades a lo largo de los años: sabiduría, auto-conocimiento, independencia, autoestima, poder, valor, por nombrar algunas, que harán de esta etapa un trayecto increíblemente maravilloso lleno de nuevas oportunidades.

 

Menopausia: maldición para unas, alivio para otras

Tu mayor aliado es el ejercicio físico

Tu gran aliado para afrontar los cambios físicos y emocionales de la menopausia es sin duda el ejercicio físico. En realidad, la mejor estrategia es comenzar en los años 30 para asegurar un cuerpo fuerte y sano a través del cambio.

Así ayuda el ejercicio físico en la menopausia:

  1. Ayuda a mantener un peso adecuado. Durante la menopausia se gana peso porque se acumula grasa y se produce un cambio en la distribución de la misma, que se fija especialmente en la zona abdominal.
  2. Disminuye la frecuencia y seriedad de los sofocos (esto se ha demostrado a través de estudios)
  3. Mantiene en rango saludable los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre. Esto significa menor riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  4. Libera endorfinas, que son hormonas que segrega el cerebro de manera natural, y que producen sensación de alegría y bienestar. De este modo, el ejercicio protege contra la depresión, los trastornos de ansiedad, el estrés, la irritabilidad y la disminución de la libido.
  5. Ayuda a conciliar mejor el sueño ya que el ejercicio incrementa la producción de melatonina, una hormona implicada en la regulación de los patrones de sueño-vigilia. Pero hay que hacerlo al menos tres horas antes de acostarse.
  6. Frena la osteoporosis. La pérdida de masa ósea se acentúa durante la menopausia debido a la reducción del número de estrógenos.
  7. Mantiene la mente ágil al incrementar la cantidad de oxigeno que llega a las neuronas.
  8. Mejora la salud intestinal.
  9. Mejora la capacidad pulmonar, lo que optimiza la función de los órganos del cuerpo.
  10. Disminuye los niveles de azúcar en sangre, que significa menor riesgo de diabetes.
  11. Reduce los dolores asociados a la artritis, articulaciones y lumbalgia
  12. Mejora la coordinación y la agilidad. Una rutina de ejercicios diaria aumenta la capacidad de coordinación, los reflejos y la agilidad, lo que previene las caídas y mejora el rendimiento físico en todos los ámbitos de la vida.

¿Qué tipo de ejercicio físico debes hacer durante la menopausia?

La OMS recomienda que la mayoría de mujeres saludables realicen 2,5 hrs de actividad aeróbica moderado o 1,5 hrs de actividad aeróbica vigorosa semanalmente.

Actividad Aeróbica:

Haz de 20 a 60 minutos por día, de tres a cinco días por semana. Las opciones que tienes son ilimitadas. Por ejemplo puedes:

  • trotar, correr o caminar rápido
  • subir escaleras
  • tenis, padel
  • senderismo
  • nadar
  • bicicleta
  • bailar

Añadiendo intervalos  a estas actividades lograrás quemar grasa más efectivamente, además de fortalecer huesos y músculos.

Entrenamiento de Fuerza:

Haz de 20 a 60 minutos por día, de dos a tres días por semana. Puedes intentar:

  • levantar pesas
  • usar bandas elasticas
  • usar maquinas de gimnasio
  • hacer ejercicios de resistencia con el propio peso del cuerpo: flexiones, planchas, sentadillas, etc.

El ejercicio de fuerza es altamente recomendado para combatir el proceso de osteoporosis y la pérdida de masa muscular que ocurre durante la menopausia. También te ayudará a quemar grasa e incrementar tu metabolismo, pero si no has hecho este tipo de ejercicio antes, comienza progresivamente y con ayuda profesional.

Yoga y Meditación:

Este tipo de actividad ayudan a relajar mente y cuerpo, disminuyen el dolor y te enseñan las técnicas de respiración profunda que tantos beneficios tienen. Existen posturas de yoga que alivian los síntomas de la menopausia.

Baile:

Bailar te ayuda a fortalecer la musculatura y a mantenerte flexible. Hay muchos estilos de baile que puedes probar y además es una actividad divertida, variada y entretenida.

Tareas domésticas y jardinería:

El trabajo doméstico y las tareas del jardín, siempre que sean vigorosas, elevan el ritmo cardiaco y desde luego cuentan como ejercicio físico.

Aquí te dejo con más consejos sobre cómo PONERSE EN FORMA A PARTIR DE LOS 40.

Tu otro aliado es la Alimentación Saludable

Si además de ejercicio físico, llevas una alimentación saludable, vas a disminuir considerablemente los factores de riesgo que provocan enfermedades cardiovasculares, osteoporosis, etc.

El programa online “Aprende a Comer en 28 Días – Edición Especial Menopausia  es una manera sencilla, práctica y muy efectiva de aprender a comer para prevenir y aliviar los síntomas y prevenir osteoporosis o sobrepeso que suelen aparecer en este etapa.

Permite ademas crear menus saludables para toda la familia, a eliminar toxinas y ganar en energía y vitalidad.

 

 

 

Pincha en la Parte II de este artículo para aprender una rutina ejercicio físico práctico y eficiente que puedes hacer en cualquier parte y no necesitas equipo deportivo.

Cómo Vivir una Menopausia Activa (Parte II)

 

 

Comments

comments

2 thoughts on “Cómo Vivir una Menopausia Activa (Parte I)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top