Prevenir y cuidar la gripe de los niños

Prevenir y cuidar la gripe de los niños

Me ha encantado compartir  mi experiencia personal con la homeopatía y encontrarme con un montón de personas, en especial madres, que como yo, han encontrado en ella un apoyo. Esto me ha animado a compartir más experiencias relacionadas con el cuidado de la salud de mis hijas.

Prevenir y cuidar la gripe de los niños  es una de las cosas más comunes que nos pasan, especialmente entre los 0 y 5 años. Hay una serie de cuidados que he ido aplicando, combinando alimentación, cuidados naturales en casa y homeopatia, cuidados que además, a mediano y largo plazo, han fortalecido la salud de mis hijas.

¿Reconoces el ciclo tos, moco, que pasa rápidamente a otitis y/o conjuntivitis? Si tienes pequeños en casa seguro que si. Es un bucle desesperante del que parece que nunca vas a salir y que empeora con el cansancio por la falta de sueño tanto de peques, como de padres.

Hasta hace poco este ciclo se cortaba con antigripales y en muchas ocasiones con antibiótico. Afortunadamente, cada vez más médicos dejan el antibiótico para situaciones que realmente lo necesitan, recomendando cuidados más adecuados al estado del pequeño.

Entonces ¿cómo podemos cuidar y ayudar a nuestros pequeños en estas difíciles situaciones? Hay un grupo de cuidados sencillos que apliqué con la asesoría de mi médico, que fueron muy efectivos en el momento de la enfermedad y que además a mediano y largo plazo han mejorado y fortalecido la salud mis hijas. ¡El otro día me protestaban porque en su clase todos se enfermaban y faltaban a clase, menos ellas!

Prevenir y cuidar la gripe de los niños

Cuidados y prevención de los estados gripales.

Retirar la leche y sus derivados:

Si bien en casa no consumimos leche de vaca, si que teníamos algún queso o yoghurt y como al estar enfermas perdían el apetito, yo me sentía más tranquila si al menos comían un poco de alguno de ellos.

Mi médico me explicó como la proteína de leche de vaca (Caseína), en algunos casos generaba síntomas alérgicos – asma, rinitis, dermatitis atópica y muchísimo moco, que impedía la recuperación o agravaba el problema.  Retirar la leche y sus derivados fue altamente efectivo.

Aumentar los líquidos

En especial agua o alguna infusión de plantas como mejorana, menta o lavanda. Hay muchas más, pero estas son más fáciles de beber, especialmente si se endulzan con sirope de ágave.

Por favor no les des bebidas gaseosas, no les viene bien ni el azúcar, ni los ácidos que estas contienen. Si apenas están comiendo, ¿no crees que esto además les generará dolor estomacal?

Respetar el ayuno

Esta es sin duda la más difícil de comprender y de hacer. Nos agobiamos y por tanto nos empecinamos en que el pequeño coma y no entendemos que el ayuno que el cuerpo le esta pidiendo al niño es necesario para su recuperación. Comerán un poco y mejor si ese poco es algo suave, poco condimentado, como un puré de verdura.

La Homeopatía

Por último, pero no por ello menos importante,  ha sido el uso de un medicamento homeopático como prevención y cuidado de la gripe. Oscillococcinum es uno de esos medicamentos que debes tener en el botiquín ¡siempre!. Yo lo utilizo ante los primeros síntomas y lo mantengo durante todo el ciclo de gripe.

Pero lo que para mi ha sido más interesante de este medicamento es la posibilidad de usarlo al inicio del otoño y del invierno para prevenir la gripe y sus complicaciones. Como ya os dije, hace bastante que una gripe fuerte no se pasa por casa.

poniendo en practica monica avila

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top